Historia

En pleno auge del consumo de heroína, el municipio de Miranda de Ebro, vislumbra la falta de recursos específicos que atendieran a una problemática con graves repercusiones hasta entonces desconocidas y cuyos estragos se reflejaban no solo en la persona consumidora, sino también en sus familias y en la propia sociedad general.

Con el objetivo de tratar esta situación, la entidad Cáritas comienza a atender desde sus servicios de atención a este colectivo, pero la práctica hace ver enseguida la complejidad de esta enfermedad y la necesidad de un espacio propio de trabajo, por lo que familiares de personas afectadas, profesionales y personas preocupadas por esta situación, deciden desvincularse de Cáritas y unirse con el fin de sentar las bases para la creación de una entidad propia, siendo configurada la Asociación Boreal con tal fin y legalmente fundada según su acta fundacional el 25 de Abril de 1989.

 

Finalidad social:

Citando los Estatutos de la entidad:

La Asociación  Boreal, intentando significar la grave y compleja realidad del universo de la droga, se propone, dentro del ámbito espacial, estatutariamente marcado, el fundamental e irrenunciable fin de la defensa y protección del individuo o la colectividad, ante el consumo, promoción y empleo de las drogas tóxicas, estupefacientes y sus derivados químicos y demás sustancias análogas.

En este sentido canalizará su actuación a través de:

– Toma de conciencia colectiva e individual sobre el daño generado por el consumo y uso de estas sustancias.

– Informar a la sociedad, de la gravedad del problema de la drogadicción.

– Creación de programas para prevenir la drogodependencia.

– Denuncia cuando así se crea conveniente de zonas, personas, empresas, entidades, situaciones, etc , que favorezcan, se lucren o toleren la venta y tráfico de drogas.

– Ayudar al conjunto de las necesidades humanas que dicho colectivo genera en individuos y familias, desarrollando programas de detección, apoyo social y de trabajo con familias de drogodependientes, así como apoyándoles en el proceso de desintoxicación, deshabituación, rehabilitación y reinserción social.

Personas afectadas por un problema de drogodependencias y sus familias.